El Don Benito logró remontar un resultado negativo en los últimos minutos de partido con goles de Borja Domingo y Adri Revilla

El Deportivo sabía de la importancia de este encuentro, una victoria daría oxígeno y auparía a los rojiblancos fuera del descenso directo. El encuentro transcurrió algo descafeinado, con un Don Benito bien plantando y buscando la velocidad de Compaoré en punta de ataque.

La primera parte se torció para los locales cuando el Alcorcón B se adelantó en el marcador. Tras el descanso, el Don Benito fue a por todas y con un revulsivo Borja Domingo, que salió desde el banquillo, logró empatar el encuentro. Al filo del final, Trinidad colocó un balón a medida para que Adri Revilla rematara al fondo de la red y se desatara la locura en el Vicente Sanz.