El míster, Roberto Aguirre, ha valorado el encuentro como «difícil» con un «Tamaraceite que ha competido a muy buen nivel. Ellos tenían más el balón y nuestra presión no tenía resultado positivo, estuvimos muy incómodos todo el partido.» Los rojiblancos intentaban «hacer daño en transiciones y no permitir al rival llegar a nuestra área.»

El técnico reconoce que «el empate no nos vale, solo pensábamos en ganar y no hemos podido. No nos hemos desarmado y hemos competido hasta el final.» Solo una bala tiene el Don Benito este próximo domingo ante otro descendido y que la suerte esté de su lado en cuanto a los demás decimoterceros.