El Deportivo Don Benito empezó la semana de entrenamientos con la alegría de haber conseguido volverse a enganchar a la victoria. Sin embargo, este domingo vuelven a tener un reto importante, enfrentarse al AD Mérida en su casa.

Como ha explicado Roberto Aguirre en la previa, “se ha cambiado el chip desde principios de semana para dejar a un lado la euforia del pasado domingo y estar muy centrados en el Mérida.”

En Mérida, el míster espera un “partido muy difícil” ya que es un rival que está en “muy buen momento, con buen equipo y estará en su estadio”.

Desde la llegada del nuevo entrenador emeritense, Aguirre cree que “es un equipo muy estable compitiendo, con buenos jugadores e influyentes en los partidos que pueden hacer mucho daño.”

Para ello, el técnico rojiblanco asegura que no deben “ser frágiles en ningún momento de partido y no dejarles que tenga espacio y tiempo para maniobrar.”

En cuanto a las bajas, Aguirre no podrá contar con los sancionados Isa Drammeh, Carlos López y David Agudo.