El míster, Juan Carlos Gómez, se va frustrado a casa tras el empate en el 90 porque cree que «hasta el gol se ha hecho todo bien y a raíz de ahí prácticamente todo se ha hecho mal.»

Los errores propios han costado dos puntos al Don Benito en un partido «para tener paciencia y madurarlo», ya que en frente había un equipo que sabía «defender muy bien y peligroso a balón parado,» proseguía Gómez.

“No podemos tener miedo. Hemos abierto la lata ante un equipo que defiende muy bien y después el equipo ha estado nervioso perdiendo balones en el centro del campo,” explicaba el míster.

Comparte