El Club Deportivo Don Benito ha sufrido este domingo en casa los constantes envites del Atlético Balear que ha conseguido poner el marcador 1-4 justo en los últimos segundos del encuentro.

Los rojiblancos han luchado hasta el final con contra un de los mejores equipos de la tabla.

En los primeros minutos, los nuestros parecían estar desconectados del partido y en apenas doce minutos el cuadro visitante ha encajado dos goles en la portería de Sebas Gil.

Es entonces cuando los de Juan García reaccionan y suceden varias jugadas en el área balear sin mucho acierto. La más cercana, un pase de Álex Herrera que Abraham no consigue alcanzar y el balón se va de largo.

Los locales han apretado los dientes en cada jugada y en el minuto 44, con la última jugada de la primera parte, es el delantero David Agudo el que consigue atravesar la red del cancerbero balear con un envío de Trini y consiguen engancharse al partido.

La segunda parte ha comenzado muy similar para ambos conjuntos y es en el minuto 46 cuando sube el marcado para el Atlético Baleares ampliando la distancia con los dombenitenses.

Los de Juan García han seguido hasta el final intentándolo pero “no ha podido ser”, lamentaba el míster al acabar el encuentro y es que los visitantes han conseguido un nuevo tanto en el último minuto de partido acabando 1-4 finalmente.

Un encuentro en el que “hemos conseguido mucho con el poco acierto que hemos tenido” y que deja un mal sabor de boca en el Vicente Sanz.

A juicio del míster, “estábamos vivos con el 1-2”, pero el paso de los minutos se le han hecho muy cuesta arriba a unos jugadores que no han visto recompensado su trabajo.

Ahora solo queda trabajar durante las dos próximas semanas y corregir los errores. “Hay que salir al campo y competir porque es nuestro futuro también”.

Duras palabras también las de David Agudo que lamenta un resultado que no refleja el esfuerzo que ha hecho el equipo.

Las oportunidades del Baleares “han ido todas dentro y se nos ha hecho cuesta arriba”.
Al final de la primera parte insiste en que el cuadro visitante “aún jugaba bajo presión temiendo el empate, algo que a ellos no les valía pero una vez que meten el tercero, han jugado muy cómodos”.

El delantero hace balance al acabar el encuentro y reconoce que “hemos salido como dormidos y a plantillas así no se les puede conceder nada”.

De cara al final de esta segunda fase, Agudo apuesta por seguir trabajando y poder cuadrar dos
victorias “para irnos con buen sabor de boca”.

La próxima semana los rojiblancos viajarán al estadio Cerro Espino para enfrentarse al Rayo
Majadahonda.

Comparte