El Club Deportivo Don Benito se enfrentaba este sábado a un nuevo derbi, esta vez con el Mérida AD en un encuentro en el que la afición volvía al Vicente Sanz.

Los rojiblancos lucharon hasta el final desgastando al conjunto romano en un encuentro que finalmente acabó en reparto de puntos.

Con una primera parte en la que los locales se encontraban cómodos, apretando los dientes para llegar a la portería contraria, las quejas vinieron por parte de cuerpo técnico y jugadores, a los que se sumó la afición del graderío, hacia el colegiado que no vio un “claro” penalti a Gonzalo y con el
que quizás “estaríamos hablando de otro resultado”, apunta Juan García.

El árbitro saca tarjeta amarilla a Robe Moreno en el minuto 21 que finalmente tiene que abandonar el partido antes de que finalice la primera parte por molestias en el abductor y es sustituido por Peli.

Pasan los minutos y son varios los intentos de Agudo, Joserra o Artiles que no consiguen atravesar la portería del cancerbero romano.

Ya en la segunda parte, el Deportivo salió con fuerza mientras que el Mérida jugaba con el tiempo para aprovechar las jugadas a balón parado.

En los primeros minutos, el Don Benito consiguió desgastar al cuadro visitante con balones largos de un lado a otro aunque sin conseguir la finalización de ninguna de sus estrategias.

Tarjeta amarilla Peli y Gonzalo y el míster cambia a Chinchilla y Alex Herrera por Manu Ramírez y Dani López. Poco después, son Rafa Mella y David Agudo lso que abandonan el terreno de juego al
que entran Xiscu y Ginaid.

Ni el corner de Trini ni el de Manu Ramírez que pone con su zurda logran atravesar los palos de la portería contraria.

Finalmente, el partido acaba en un empate a cero tras un encuentro “muy disputado y competido por ambas partes en el que hemos querido poner mucho ritmo con alguna que otra opción de finalización pero ha habido mucha igualdad”, asegura el entrenador rojiblanco.

El míster asegura que ambos equipos se han tenido mucho respeto en la primera parte y “hemos querido por todos los medios jugar el partido, fastidiados pero siendo realistas hemos sumado así que hay que mirar hacia delante

Con la positividad que le caracteriza, Juan García insiste en que “nadie se olvide de que vamos a seguir hasta el final, vamos a luchar por todos, estamos contentos y a seguir trabajando”.

Así animaba a un vestuario que considera “es enorme” y que ya piensa en el partido ante el Melilla.

Y es que, a falta de tres partidos, aún quedan nueve puntos en juego por lo que “tenemos posibilidades y no vamos a dar nada por perdido”.

Por su parte, Peli mantiene la igualdad en el encuentro, del que hubieran deseado acabar con los tres puntos en una cita en la que “nos jugábamos mucho y no hemos podido llegar a puerta”.

El punto de este fin de semana “hay que considerarlo bueno” pero aún quedan 9 puntos en juego “con mucho duelo directo”.

Llevaba mucho tiempo parado y reconoce que lo que más quiere ahora es jugar pero el tiempo de descanso servirá para recuperar al resto del equipo que se encuentra lesionado.