El Club Deportivo Don Benito juega el próximo domingo su primer partido de liga en casa ante el Villarobledo en un encuentro en el que la plantilla se prepara para conseguir los tres puntos en la clasificación.

En un año en el que la competición tiene que enfrentarse al hándicap del covid-19, el equipo es
consciente de que “cualquier encuentro es importante” y “no hay que dejar escapar ningún punto jugado en casa”.

Algo en lo que coinciden el jugador David Agudo y el segundo entrenador, Marco Ortega, que
llegan a los entrenamientos de este fin de semana “con muy buenas sensaciones”.

De cara al encuentro del domingo, el entrenador ha hecho hincapié en que “podemos disfrutar de toda la plantilla”. Trini es el único que tienen unas ligeras molestias musculares pero “a falta de dos sesiones tenemos disponibles a todos los jugadores”.

Una sensación bien distinta a la que se presentó el pasado fin de semana frene al CD Badajoz con la falta de buena parte de los jugadores y que se convierte ahora en “una difícil decisión teniendo que hacer algún descarte”.

Entrenadores y jugadores estudian de cerca al rival de este domingo, un Villarobledo que aún no ha sumado ninguna victoria tras su derrota ante el Melilla y el empate en Socuéllamos.

Marco ha recordado que se trata de un equipo que “aún sigue haciendo pruebas que les permitan contar con un 11 ideal para dar mayor rendimiento”. Y es que, en ambos encuentros jugaron con una alineación bien distinta en la que solamente repitió un jugador en su posición natural.

Además, los rojiblancos intentarán aprovechar la sanción de una de sus mejores piezas, Chico Díaz “para hacerles daño y poder conseguir los tres puntos”.

Ortega considera que la clave del partido estará en la intensidad y poder jugar “a un ritmo alto
donde ellos no consigan sentirse cómodos y nos permita jugar más tiempo en su área que en la
nuestra e intentar conseguir acertar con algunas de las ocasiones que tengamos”.

Al respecto, apunta que, lo primero es “intentar conseguir un gol que nos pongan por delante del marcador”, como “la única forma de jugar más en campo rival, someterlo en cada acción y ganar todos los duelos que tengamos y esperar ese poquito de suerte que nos ayuden a conseguir la victoria”, ha finalizado.