Para el míster, Roberto Aguirre, el encuentro ha sido «especial», ya que fue entrenador el conjunto local, el Club Deportivo Mensajero.

En cuanto a la valoración del partido, Aguirre explica que «sabíamos que el Mensajero estando en casa iba a apretar y buscar mucha área rival. Nosotros queríamos hacer daño teniendo balón y meter miedo al rival llegando a área.»

Valorando el partido, el técnico rojiblanco comentaba que «el primero tiempo, a pesar de la igualdad, estuvimos muy bien. Sin embargo, en el segundo tiempo, tras la expulsión del jugador rojillo no nos encontrábamos a gusto y no se notaba que estuviéramos con uno más. Ha sido un momento difícil sin conseguir estabilizarnos.»

En cuanto al objetivo, el míster explica que el principal objetivo es «la permanencia. Hay que ir con ambición, partido a partido, pero siempre siendo conscientes de que es un grupo muy complicado.»